Happy birthday, Brooklyn Bridge!

Era una tarde con sol, pero el frío de diciembre se hacía sentir hasta los huesos. Tres semanas después la nieve llegaría a la altura de las rodillas; pero todavía no. Decidimos coger la línea C de metro que nos llevase al otro lado de la isla. Bajamos a las entrañas de la tierra para esperar la llegada de un vagón gris plateado, plagado de graffities que lo tatuaban coloridamente de cabeza a cola. Nuestra ruta discurría bajo las frías y oscuras aguas del East River. Mientras las ruedas de los vagones chirriaban sin parar durante el recorrido, no podía dejar de pensar que sobre nuestras cabezas se cernían toneladas y toneladas de tierra y agua. En Cadman Plaza salimos a la superficie y tras cinco escasos minutos de paseo pude disfrutar de ese mito orgulloso que es el Puente de Brooklyn. Estar en Nueva York y no disfrutar de un atardecer desde este lado de la ciudad es absolutamente imperdonable, merecedor de los peores castigos imaginables. Aunque no hacerlo supone ya un auténtica penitencia en sí mismo. Poder disfrutar de los últimos rayos del sol ocultándose tras los rascacielos del Lower Manhattan es todo un deleite para los sentidos.

Tras el espectáculo vino el paseo por el puente, con La Ciudad -así, con mayúsculas- al fondo. Se graba en la retina como el hierro candente sobre la piel. Absolutamente espectacular. Tanto como la pizza de champiñones y jamón de york que cené en un pequeño y encantador restaurante italiano junto a nuestro titán de acero.

Este fin de semana la ciudad de Nueva York celebra el 125 aniversario del fantástico puente que une la isla de Manhattan con Brooklyn. La historia de su construcción es absolutamente apasionante, como él mismo lo es. El viernes comenzaron los actos, con fuegos artificiales incluidos.

Y a pesar de los 6.000 kilómetros de distancia y todo un océano de por medio decidimos aprovechar la ocasión y celebrarlo nosotros también, brindando por él y sus 125 añitos con una Budweiser bien fría, mientras esperábamos 45 minutos a que nos diesen una mesa en el abarrotado local. La espera mereció la pena, pues tras ella nos metíamos entre pecho y espalda la que está considerada la mejor hamburguesa de la ciudad. En mi caso, 250 grs. de una carne de ternera al punto que se deshacía en cada bocado. La música ambiente no podía ser otra que country de viejas glorias, mientras el vaquero que regenta el lugar se paseaba entre la clientela bien con un raído sobrero de cowboy, bien con una gorra de los Mets .

¡Feliz cumpleaños, gigante, que cumplas muchos más!

2 Responses to “Happy birthday, Brooklyn Bridge!”


  1. 1 Jose mayo 26, 2008 a las 8:25 am

    Looking at Brooklyn

  2. 2 Hurssel mayo 26, 2008 a las 9:39 pm

    Peazo regalazo me acabas de hacer, Holy. El mejor en el mejor marco posible

    Pero no me puedes picar con estas cosas, que me pongo a verlo y no puedo parar de picar en “vídeos relacionados”:mrgreen:


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Una Palabra Tuya…

Dime, por favor, tu nombre.

¿Para qué me preguntas por mi nombre?

Twittrssel

RSS Feed desconocido

  • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.

Y por meses…

mayo 2008
L M X J V S D
« Abr   Jun »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

Palabras de apoyo…



NEVER SURRENDER!!!


¡Memoria, Dignidad y Justicia!




A %d blogueros les gusta esto: